Donación de Óvulos

Estudio de la Fertilidad

Recepción de óvulos donados

¿Qué es?
La Fecundación in vitro con ovocitos donados consiste en introducir en el útero de la mujer uno o varios embriones, obtenidos mediante la fecundación en el laboratorio de los óvulos donados con espermatozoides del varón o de donante.  La diferencia esencial con el proceso de fecundación habitual, que te hemos detallado en el apartado de FIV con óvulos propios, es que en este caso estos se obtienen en un ciclo de estimulación a una donante.

Los ovocitos pueden proceder de una donación inmediata a la fecundación in vitro, o haber sido donados y conservados mediante vitrificación con anterioridad.

En este caso, el procedimiento siempre será mediante ICSI. En este método cada óvulo es inseminado con solo un espermatozoide que se le introduce mediante microinyección.

Una vez comprobada la fecundación al día siguiente, el resto del proceso de laboratorio y transferencia es el mismo que la fecundación in vitro habitual.

¿Por qué?
En algunas mujeres la estimulación ovárica no consigue que el ovario produzca óvulos, o bien estos son muy escasos y/o con alteraciones relevantes.  En estas ocasiones una técnica que conlleva una tasa de éxito gestacional muy superior a la habitual es el recurrir a esta opción terapéutica.

¿Para quién?
Este tratamiento estaría indicado en los siguientes casos

  • Mujeres con pérdida precoz de la reserva ovárica: pacientes expuestas a radioterapia, quimioterapia, o con antecedentes de cirugía ovárica.
  • Mujeres con edad reproductiva avanzada
  • Baja calidad ovocitaria
  • Fallo repetido de implantación embrionaria.
  • Aborto de repetición no asociado a otras causas.

¿Cómo?
Los ovocitos donados se inseminan mediante microinyección espermática, ya sea con espermatozoides de la pareja o de donante. Los embriones resultantes de este proceso son incubados de forma habitual, con objeto de seleccionar el o los más adecuados para su transferencia al útero, y vitrificar el resto.

La transferencia de los embriones al útero se realiza en el momento adecuado de un ciclo espontáneo, o tras preparar el endometrio administrando un tratamiento hormonal en forma de comprimidos orales o parches adhesivos. Una vez depositados el o los embriones en el útero, tomarás un tratamiento para preparar el endometrio para la implantación uterina. Dos semanas después de la transferencia embrionaria se realizan pruebas analíticas para la confirmación del embarazo, ya que será visible mediante ecografía dos semanas después.

Los óvulos fecundados son llevados hasta el estadio de embriones, en el laboratorio de FIV. Finalmente los transferiremos al útero con la ayuda de una pequeña cánula.  En caso de que haya embriones sobrantes los criopreservaremos para su uso ulterior.

El proceso finaliza con el control de la posible gestación.

  • Laboratorio de FIV
    Al día siguiente de la microinyección, los ovocitos que han fecundado correctamente, ya convertidos en embriones, se incuban en equipos especiales y durante un número variable de días. Al final de este periodo, los embriones son clasificados en función de su calidad, y se escogen los más idóneos para la transferencia. El resto de los embriones evolutivos se conservan mediante procedimientos especiales de enfriamiento, y pueden ser utilizados para posteriores tratamientos, sin necesidad de nuevas estimulaciones ováricas. En algunas ocasiones, resulta preferible o necesaria  la conservación de todos los ovocitos o embriones obtenidos, con el fin de diferir su uso reproductivo.
  • Transferencia embrionaria
    Si se tiene intención de llevar a cabo la transferencia embrionaria de forma consecutiva, la paciente recibe un tratamiento, habitualmente en forma de óvulos vaginales,  destinado a preparar el revestimiento interior del útero para la implantación del embrión.La transferencia embrionaria al interior del útero es un procedimiento rápido, sencillo e indoloro, que no requiere anestesia ni controles especiales posteriores, y que permite el desarrollo de actividades normales una vez finalizado. Se realiza en un área próxima al laboratorio de FIV, desde donde los embriones son trasladados en los momentos inmediatamente anteriores a la transferencia. Por medio de una ecografía se comprueba la disposición y tamaño de la cavidad uterina, y se observa el paso del catéter que se introduce a través del cuello uterino y mediante el cual se trasladan los embriones al útero.
  • Control de resultados
    El tratamiento  para favorecer la implantación embrionaria se mantiene al menos hasta la realización de la prueba analítica que dará los primeros indicios de gestación unas dos semanas después de la transferencia embrionaria. Cuando la prueba analítica de gestación resulta positiva, la confirmación definitiva del resultado del ciclo se obtiene mediante una ecografía realizada unas cuatro semanas después de la punción.
Image

Aspectos legales
En España la donación es anónima para todas las partes: ni la mujer o pareja receptora, ni la donante conocerán la identidad del uno o el otro.  Además, el centro que realiza las técnicas de inseminación o FIV sólo conoce un código anónimo.

En cuanto a la seguridad jurídica de vuestros hijos, expresamente la donante no tiene obligaciones ni derechos sobre la descendencia.

 Los ovocitos proceden de mujeres donantes que cumplen los requisitos establecidos por la normativa legal. Son por tanto mujeres con edades comprendidas entre 18 y 35 años,  sin antecedentes familiares de riesgo en relación con enfermedades hereditarias transmisibles, que no presentan antecedentes personales desfavorables ni estados patológicos en curso. Las donantes han sido sometidas también a un proceso de evaluación psicológica, y a pruebas analíticas destinadas a asegurar que no son portadoras de infecciones transmisibles relevantes. Según determina la regulación legal de este tratamiento, la selección de la donante es responsabilidad del centro, y la identidad de la misma debe ser desconocida por la receptora.

El centro debe garantizar la concordancia adecuada entre ciertas características de la receptora y de la donante (grupo étnico, grupo sanguíneo y factor Rh). En determinados casos, se puede optar el recurso a donantes que han sido estudiadas adicionalmente por medio de pruebas genéticas para detectar el estado de portadora de mutaciones que, sin ser causantes de enfermedades genéticas en la donante, puedan ser transmitidas a la descendencia y originar la enfermedad en el caso de que el gameto masculino esté afectado por la misma mutación.

PARA MÁS INFORMACIÓN, PIDE CITA

Pide cita

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies